La Tonalidad o el Sistema Tonal

Definición de la Tonalidad

La Tonalidad o tono se forma a partir de la relación que existe entre los sonidos de una escala con una nota principal, llamada Tónica (I grado) como protagonista principal. Este concepto por supuesto crea distintas sensaciones sonoras muy características, que son la base de la música occidental que conocemos. Esa Tónica es la nota que da nombre a la tonalidad. Ejemplo: si la tónica se llama Do, estará en la tonalidad de Do.

Se puede formar una tonalidad a partir de cualquier tónica. Las demás notas se ordenan por intervalos de tonos y semitonos diatónicos hasta formar la Escala Diatónica, que es la escala donde están todas las notas que forman la tonalidad. Esta Escala diatónica se articula a través de dos conceptos tonalidad y modalidad.

La Modalidad

Nos referimos a la Modalidad o Modo como el orden en el que se forman los tonos y semitonos en cualquier escala diatónica. Es un concepto teórico, un sistema estructural en el que se crea una relación jerárquica entre los grados de la escala. Tenemos dos modos principales en nuestro sistema tonal: Modo Mayor y Modo menor. Cualquier tonalidad se puede formar en el modo mayor o en el modo menor. Ejemplo: Do Mayor o Do menor (mismo tono, distinto modo).

Al hablar de modalidad mayor nos referimos a una estructura en la que entre todos los grados de la escala hay un intervalo de un tono (2ª mayor), excepto entre en el III y IV grados y entre el VII y el VIII que hay un semitono (2º menor).

T-T-st-T-T-T-st

Cuando lo hacemos de modalidad menor los semitonos se encuentran entre el II y III grado y el V y el VI.

T-st-T-T-st-T-T

Los grados tonales, por tanto los más importantes para reafirmar la tonalidad son el: I, V, y IV

Los grados modales, que definen la modalidad, son principalmente el III, aunque el VI y el VII también pueden serlo.

La Armadura musical

La armadura de la tonalidad (escuchar el episodio 25 del podcast) son las alteraciones que se ponen al principio del pentagrama. Estas alteraciones se llaman Propias, y afectan a todas las notas sin becuadro, que tengan el mismo nombre que el lugar donde vaya escrita la alteración. Las armaduras sirven para mantener el orden de tonos y semitonos dentro de la escala, cuando la tónica  no sea Do, en el modo mayor, o La, en el modo menor.

Para saber el orden de las tonalidades según el numero de sostenidos o bemoles, se usa una sucesión de 5as Justas ascendentes o descendentes, porque la 5ª justa es el intervalo que sirve de base a nuestro sistema musical.

Los sostenidos son siete (tantos como notas) y se ordenan por 5as ascendentes.

Los sostenidos son siete (tantos como notas) y se ordenan por 5as descendentes.

El orden de los sostenidos y bemoles es invariable y hay que aprendérselo de memoria. Si se dice que una tonalidad tiene 3 bemoles significa que tiene los tres primeros (si-mi-la); si tiene 5 bemoles (si-mi-la-re-sol) y así sucesivamente. Esto también ocurre con los sostenidos ya que si una tonalidad tiene 2 sostenidos tendrá, pues, los dos primeros (fa-do).

Cuando dos tonalidades tienen la misma armadura, una en modo mayor y otra en modo menor, se dice que son Tonos Relativos. El intervalo que separa las dos tónicas es de una 3ª menor (1 tono y medio) descendente, si se parte del modo mayor, y ascendente, si se parte del modo menor.

En el siguiente artículo sobre las tonalidades musicales puedes encontrar más información.

También podéis escuchar el episodio 24 y el episodio 26 del podcast anacrusa donde hablo sobre este tema.

Deja un comentario