Notas filadas

Este ejercicio de notas filadas, va un paso más allá que el de notas tenidas por su complejidad. Es muy importante para ejercitar el control del sonido del saxofón, la flexibilidad en la columna de aire y en la embocadura.

El ejercicio consiste en realizar una nota cambiándole la dinámica progresivamente, ya sea desde el pp al ff o viceversa.

Ejemplos de notas filadas

Debemos practicarlo de forma rutinaria y sobre una escala o arpegio cualquiera, teniendo en cuenta esta serie de cuestiones:

  1. Respiración controlada y consciente. Para llevarlo a cabo deberemos de tomar conciencia del proceso de inspiración e espiración.
  2. Emisión del sonido.
  3. Calidad del sonido: estabilidad del sonido, amplitud y proyección.
  4. Afinación.

Podemos utilizar el metrónomo para parametrizar el tiempo de cada fase del ejercicio, aunque también lo podemos hacer durando el máximo tiempo en cada nota.


Apúntate a la Newsletter ¡No te pierdas nada!