La articulación en el saxofón

¿Qué es la articulación?

La articulación es el acto de pronunciar los sonidos con la ayuda del aire y la coordinación del movimiento de la lengua. La aplicación de las articulaciones no ha de afectar a la sonoridad ni a la regularidad de la medida.

Las posibilidades de articulación se diferencian básicamente en función de tres elementos:

  1. El ataque de cada nota.
  2. La caída de cada nota.
  3. El grado de interrupción o de continuidad del sonidos existente entre las distintas notas.

Se debe dominar cualquier tipo de articulación por muy rara y rebuscada que parezca ya que aporta un beneficio técnico considerable que ayuda a ampliar nuestra calidad artística y facilita la interpretación.

Para trabajar las diferentes articulaciones recomiendo principalmente el estudio de escalas. Previamente estudiadas, llevamos a cabo un método progresivo que añade articulaciones de menos a más dificultad y velocidad, de menos a más alteraciones en las escalas y variando los matices.

Obviamente, el estudio de pasajes u obras de distintos estilo es beneficioso para el estudio de las distintas articulaciones.

Al trabajar estos ejercicios hay que coordinar todos los aspectos de la técnica: relajación, colocación y movimiento de la lengua, precisión rítmica, igualdad, afinación, homogeneidad sonora, etc.

Debemos dedicar una parte del tiempo de estudio diario a la práctica de estos ejercicios para conseguir su dominio.

Utilización de la lengua.

En el saxofón utilizamos la lengua principalmente para llevar a cabo la emisión del sonido y para realizar las distintas articulaciones y ataques.

Para solucionar los problemas en cuanto a la dureza de los ataques, debemos reflexionar sobre la posición de su lengua sobre la parte de la caña en la que impacta y sobre qué parte de la lengua toca la caña.

Este trabajo de reciclaje es lento y progresivo y requiere mucha voluntad.

Diferentes tipos de ataque.

Al abordar la música compuesta en la segunda mitad del s.XX, el instrumentista debe acoplar la técnica y las características de la interpretación musical a los nuevos recursos compositivos.

Existen multitud de efectos sonoros en el saxofón. Todos estos han comenzado a utilizarse principalmente en la música contemporánea, aunque hace falta un dominio total del instrumento.

Algunos de estos tipos de ataque son los siguientes:

  • Timbre
  • Sonido de percusión de llaves
  • Sonidos percutidos o ataques de llaves.
  • Glissés.
  • Cuartos de tono.
  • Destimbrado.
  • Ejecución con la voz.
  • Slap.
  • Flatterzunge.
  • Bisbligando.
  • Portamento.
  • Sonidos multifónicos.
  • Sonidos a la inversa.
  • Sonidos eólicos.
  • Sonidos nasales.
  • Saxofones simultáneos.
  • Respiración circular.
  • Tongue ram.
  • Ruidos blancos.
  • Flutge.
  • Sonidos trompa.
  • Vibrato.
  • Growl


Apúntate a la Newsletter ¡No te pierdas nada!