Intervalos consonantes y disonantes

Recomiendo, antes de entrar en detalle sobre qué son los intervalos consonantes y disonantes, que repasareis los artículos sobre intervalos y acordes.

Existe una falsa creencia que los intervalos consonantes “suenan bien” y que los disonantes “suenan mal”. Una música que huya de la disonancia es frecuentemente una música carente de intensidad y falta de interés, puesto que el elemento disonante proporciona vitalidad y necesidad de movimiento.

Una definición más realista y menos subjetiva sobre los intervalos es:

  1. Un intervalo consonante suena estable y completo, por lo que produce sensación de reposo sonoro al oído. Son consonancias los intervalos de 3ª y 6ª tanto Mayor como menor y los intervalos Justos (4ª, 5ª y 8ª).
  2. Por el contrario, un intervalo disonante suena inestable, crea tensión sonora al oído por lo que sugiere una continuación (resolución) en uno consonante. Son intervalos disonantes la 2ª y la 7ª tanto Mayor como menor y todos los intervalos aumentados y disminuidos. El tratamiento de la disonancia es parte del estudio de la armonía y a lo largo de la historia tanto los teóricos como los compositores lo han abordado de distintas maneras.

Intervalos consonantes son:

  • Consonancia imperfecta, variable o modal: Se considera tradicionalmente así a los intervalos de 3ª y 6ª tanto Mayores como menores. Precisamente es esta variabilidad entre Mayor y menor la que la hace imperfecta o variable, mientras que es modal porque los grados III y VI de la escala son los que definen con mayor fuerza la modalidad Mayor o menor.
  • Consonancia perfecta, invariable o tonal: Se considera tradicionalmente así a los intervalos de 4ª, 5ª y 8ª Justos. En el hecho de que sólo admita la posibilidad de intervalo justo radica su carácter perfecto e invariable. Su carácter tonal viene dado por el hecho de que los grados I, IV y V de la escala son los grados tonales, es decir, los que definen la tonalidad.

No obstante, cabe una excepción: El intervalo de 4ª Justa se considera disonante cuando está sola, mientras que se considera consonante cuando por debajo de él hay una 3ª mayor o menor ó una 5ª Justa. Por ello, en algunos manuales podemos encontrar que se refieren a él como un intervalo ambiguo o anfibio.

Cualquiera de las tres denominaciones de cada tipo es perfectamente definitoria e independiente de las demás, por lo que no es necesario aludir a las tres.


Los intervalos disonantes son:

  • Disonancia absoluta: Se considera así a los intervalos de 2ª y 7ª tanto mayores como menores, y los intervalos aumentados o disminuidos en los que aun enarmonizando se sigue manteniendo el carácter de disonancia. Por tanto, una disonancia para que sea absoluta debe ‘resistir’ a la inversión y a la enrarmonización.
  • Disonancia relativa o condicional: Son aquellos intervalos aumentados o disminuidos en los que enarmonizando alguno de sus sonidos, el intervalo se convierte en consonante. Es, por tanto, una disonancia más aparente que real condicionada al contexto tonal en el que se inserta.

Deja un comentario